Hasta hoy, la única compañía que mantenía un criterio estricto sobre el tipo de aplicaciones que debían comercializarse a través de su tienda online era Apple. En muchas ocasiones hemos informado sobre casos de censura a desnudos, a literatura sobre el incesto, a aplicaciones vinculadas a la alcoholemia o incluso a cualquier publicación que estuviera relacionada con Android, el principal competidor de iOS. Pues bien, en estas últimas horas hemos sabido que la App Store no será la única que contará con una política de admisión exigente. La compañía Google acaba de renovar la política dirigida a los desarrolladores de Google Play, aunque en este caso, las nuevas medidas propuestas porGoogle poco tienen que ver con el adiestramiento moral que pretende la de Cupertino. Según ha informado la propia compañía, el primer objetivo de esta renovada normativa es el de controlar los anuncios y evitar, en definitiva, la publicidad engañosa que pueda perjudicar a los usuarios.
android 02
Google quiere que los desarrolladores se aseguren de no incluir en sus aplicaciones redes publicitarias o sistemas de afiliación creados para promocionar la aplicación. De hecho, en la nueva sección dedicada a definir esta circunstancia especifica que será penalizada la promoción de las aplicaciones a través de anuncios engañosos en sitios web, aplicaciones u otros espacios, incluyendo sistemas simulados, notificaciones o alertas. También será castigada la promoción a través del redireccionamiento a Google Play sin que el usuario haya sido informado, mediante mensajes SMS o redes de anuncios para afiliados u otros métodos poco fiables.
El objetivo de Google es, en definitiva, el de convertir su propio ecosistema de aplicaciones en un entorno completamente seguro. Se trata de que los desarrolladores no puedan engañar de ningún modo a los usuarios que quieren descargar aplicaciones: no a través de cuadros de diálogo en el sistema o mediante los denominados anuncios pop-up. Lamentablemente, este tipo de tácticas son el caldo de cultivo propicio para la entrada de fallos en el sistema e infecciones de malware que pueden corromper el correcto funcionamiento de terminales y tabletas. Por otra parte, Google también ha decidido reglamentar cuál debe ser el contexto de los anuncios. Según esta nueva normativa, los anuncios no podrán simular o imitar la interfaz de usuario de cualquier aplicación o utilizar los servicios de alerta del propio sistema operativo. Todas las aplicaciones que incumplan esta norma no podrán permanecer en la tienda de Google Play y serán eliminadas. Pero estos no son los únicos cambios que promete la compañía.
Según informa el texto, las aplicaciones tampoco podrán utilizar la función de SMS del teléfono sin haber obtenido antes el consentimiento explícito del usuario. Por otra parte, se han aclarado otras cuestiones más relacionadas con el contenido de las aplicaciones, sobre todo las de aquellas que están relacionadas con material sexualmente explícito, puesto que a partir de ahora se especifica mejor la clase de contenidos que no pueden formar parte de Google Play, o la prohibición de productos peligrosos.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top