Melissa Ibbitson de 19 años esta obsesionada con el ketchup y no puede estar


tranquila si no ingiere salsa de tomate todos los días. La primera vez que probó la salsa fue en un restaurante de comida rápida cuando tan solo era una niña y desde entonces no puede vivir sin ella.
La adiccion de Melissa por el Ketchup es tan grande que en su cumpleaños, su pastel tenía la forma de la botella de la salsa. Por supuesto su comida favorita son las patatas fritas, obviamente con salsa ketchup como explica en un artículo el Daily Mail.
“Mis amigos se averguenzan cuando pido doce sobres de ketchup en el comedor de la facultada y me llevó los que no uso a casa conmigo” ha señalado Ibbitson.
Su adicción es tan fuerte que ha declarado que aunque Heinz es “su marca favorta” cuando no puede permitirselo económicamente prefiere “tener de una marca que no sea Heinz que no tener nada de ketchup”.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top