¿Sabías que el chantaje es una forma de manipulación? Actualmente, este método de intentar manejar a la pareja también se le considera una forma de violencia, y es que el chantajista amenaza y busca la manera de “castigar” al prójimo si no obtiene lo que quiere.
Según el tipo de salud emocional, valores y perfil de personalidad de cada quien será su proceder. Sin embargo, y con las maneras de educación actual, son mínimos los porcentajes donde las personas aprenden a desarrollar inteligencia emocional, reflexiva y creativa.
Actualmente, se distinguen cuatro tipos de chantajes emocionales:
Castigadores: conseguirán lo que quieren a costa de nuestro sufrimiento, utilizando la ira y la agresividad.
Autocastigadores: vierten las amenazas hacia ellos y ponen énfasis en lo que se harán si no actuamos como pretenden.
Víctimas: "Si no haces lo que yo quiero, voy a sufrir y mi sufrimiento será culpa tuya" o "Si por ti fuera, podría abrir la llave del gas y no te importaría". Para ellos, solo hay una solución a su desdicha: que les demos lo que quieren.
Seductores: nos alientan y prometen amor, dinero o una promoción en nuestra carrera laboral, y luego aclaran que solo ocurriría cuando nos comportemos como ellos quieren. “Te voy a ayudar si y solo si…”. Todos ellos muestran un lado fuerte, pero, en realidad, pueden ser más débiles de lo que parecen. Necesitan controlar para ocultar su indefensión. Tienen un espíritu intrusivo y posesivo. Es importante considerar que en la díada chantajista-chantajeado, ambos miembros sufren de manera diferente.
Por ello, es penoso que tantas personas se viven equivocando y van por la vida dañando sin compasión a sus semejantes, para luego incluso formar cadenas de ese daño que llegan a varios grupos de personas.
En este sentido, en De10. MX, de EL UNIVERSAL, hemos hecho una recopilación con los diez tipos más comunes de chantajes que se presentan en las relaciones de pareja.
1) Posesivo: cuando una de las dos partes lo es, cambia los tonos de voz; por ejemplo, si no puede ver a su pareja por causas del trabajo y horarios, mencionará algo así como: “Pero, con tus amigos sí saldrías”, con el fin de crear una atmósfera de amenaza.
2) Al final de una relación: es uno de los chantajes más comunes actualmente, y es que cuando la relación llega a su final, el chantajista se hace el enfermo o incluso puede amenazar con suicidarse si su pareja lo abandona.
3) Controlador y celoso: se da cuando los celos en la pareja se convierten en un “hilo conductor de la relación”. En la mayoría de los casos se da por celopatías y el chantajista puede incluso llegar a exigir las contraseñas de cuentas de redes sociales para “volver a confiar".
4) Retener a la pareja: las mujeres son las que utilizan este tipo de chantaje, y es que cuando notan que su pareja busca cortar la relación, se embarazan adrede para lograr retenerlo, aun estén conscientes de que no son amadas; debido a que son dependientes y egoístas.
5) Amenazas: se da en las parejas casadas y con hijos. Es cuando una de las partes amenaza con llevarse lejos a los niños. Generalmente, el manipulador es el hombre machista que no quiere que su pareja trabaje y crezca, poniendo como pretexto la “atención y el cuidado de los hijos”.
6) Financieros: el chantajista siempre se queja por deudas o falta de dinero, con el fin de hacer sentir mal a la otra parte y obtener un “ingreso extra de ella.
7) Cuando el amor se acaba: generalmente, los procesos de divorcio son muy difíciles para una pareja, pero si existe un chantajista que está decidido a todo para que el matrimonio siga su curso, puede ser peor. En estos casos se utiliza a los hijos, la salud o la familia.
8) Hijos manipuladores: cuando una pareja ya tiene hijos y alguna de las partes busca manipular a la otra, es muy común que se utilice a los hijos con el fin de obtener algún beneficio y hacer sentir mal a su pareja.
9) Sexual: en las parejas casadas, existe este tipo de chantaje con el fin de lograr que la otra parte acepte tener relaciones sexuales, incluso en contra de su voluntad. La frase: “Si no aceptas, buscaré por fuera” es la más común.
10) Por otro lado, es importante mencionar que este chantaje también existe en el noviazgo, sin embargo, en este caso las frases pueden ser: “Si me amas, hagámoslo” o “Si aceptas, nos entenderemos mejor”.

Fuente: Grupo de Diarios América-GDA/El Universal, México

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top