secretos naturales de belleza hechos en casa parecen inofensivos. Sin embargo existen ciertos ingredientes de uso común para estos propósitos que podrían ocasionar daños o un problema adicional en nuestro cuerpo si no se usan moderadamente o se conocen sus efectos.

Aquí se encuentran enlistados para que tomes tus precauciones. De la mano del naturópata Miguel Crespo y la dermatóloga Magdalena de Troya, sabrás cuáles son los remedios caseros a los que debemos prestar especial atención, de acuerdo con el sitio Biobiochile.cl.               



1. Aloe Vera
Ingrediente de muchas cremas y cosméticos, Miguel Crespo dice que el aloe vera — planta que se recomienda aplicarse directamente sobre la piel— ayuda a mejorar la apariencia de la epidermis, pero si no es usado correctamente o “no está suficientemente limpio”, podría llegar a ser dañino. De ahí que sea importante diluirlo en agua y no poner la hoja sobre el cutis. Aunque “en poca proporción el aloe vera es bueno para problemas como el acné, pero si lo utilizamos como tratamiento podemos incluso aumentarlo, pues conseguiremos enquistarlo”.

Por su parte, Magdalena Troya señala que esta planta tiene un material irritante utilizado para quemar verrugas debido a su efecto cáustico.

2. Aceite de oliva


Este producto es benéfico para la salud, cuando lo incluimos en nuestra dieta. Sin embargo, algunos recomiendan echarlo en el cabello para hidratarlo, pero podría dejarlo muy graso, pues es difícil enjuagarlo sólo con agua. Crespo señala: “Si te intentas quitar el aceite con agua, al mezclar ambos componentes habrás creado una crema muy difícil de retirar del cabello. He visto casos en que se acaba utilizando tanta cantidad de champú para retirar el aceite que finalmente dejas el pelo peor”.

Aplicarlo en la piel no es muy aconsejable, porque “utilizarlo indiscriminadamente puede causar complicaciones dado que el grado de acidez del producto es distinto en cada persona, por lo que su aplicación en ciertas pieles podría tener consecuencias negativas”.

Según HairBreakage.net, el aceite de oliva sólo debe aplicarse en las puntas abiertas del cabello cuando están demasiada secas y quebradizas.

3. Aceite de almendras
Dicen que elimina las estrías, hidrata la piel y el cabello y cura el acné. Sin embargo, es mejor consultar a un especialista antes de darle alguno de estos usos. “No puede utilizarse este aceite a modo de comodín, pues a personas con pieles grasas y pieles muy finas puede no resultarles útil. Pueden encontrarse en el mercado otros productos, como el aceite de argán para el pelo y las uñas, el aceite de jojoba para el acné”, explica Crespo.

4. Limón
Según algunas personas, frotar un limón en la piel ayuda a eliminar las manchas y cicatrices del acné. “Es una locura, otra cosa es diluir un poco de jugo de limón en agua y aplicarlo con un algodón”, explica Crespo.

Magdalena indica que “hay personas cuya piel puede irritarse de manera considerable si utilizan un limón a secas en lugar de emplear cremas o lociones con cítricos para acabar con el efecto puro del producto”.

Cuando se trata de blanquear la piel, las personas aplican el limón directamente y si por descuido se exponen al sol mancharán su piel, cuyo daño puede ser irreversible.

5. Rosa mosqueta


El aceite de rosa mosqueta es bueno para eliminar cicatrices, pero no es recomendable para las marcas del acné, por ejemplo.

“Hay aceites que, aplicados puntualmente, pueden ser muy positivos, pero por ejemplo en cicatrices de acné podrían causar el efecto contrario y generar más granitos”, indica Magdalena.

Crespo agrega que “jamás debemos utilizar la rosa de mosqueta en pieles grasas. Para las marcas residuales del acné debe utilizarse aceite de jojoba y productos con vitamina C”.

6. Hielo
El frío extremo no es bueno para la piel. “Nunca debe abusarse del calor, ni tampoco del frío. Debemos comenzar lavándonos la cara con agua templada y terminar con una temperatura normal. Esto nos dejará la piel perfecta, pero lo de utilizar el frío extremo es perjudicial para nuestra piel porque la irritará y minimizará el efecto de los productos”, asegura el naturópata.

7. Sal
Exfoliarse con sal es una mala idea. “Hemos comprobado que exfoliar con sal causa pequeñas heridas en la piel, por lo que se trata de un producto excesivamente agresivo. Podemos utilizar otros elementos, como el café molido, para realizar la misma función”, dice Crespo.

8. Jitomate
“El jitomate tiene un alto nivel de ácido y puede causar una reacción agresiva en la piel. He visto remedios en los que se recomienda frotar el tomate por el rostro y no es una solución recomendable”, explica Crespo.

De hecho, los jitomates tienen varios beneficios para evitar la picazón y el exceso de grasa en la piel, para cerrar los poros, entre otros. Sin embargo, en ciertas pieles puede causar irritación.


Fuente: Sinembargo.mx

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top