De repente un enorme agujero se abrió el Museo Nacional del Corvette en Kentucky y se “tragó” ocho de los autos deportivos.

El recinto cuenta con más de 30 Corvettes exclusivos, que incluyen desde prototipos hasta un modelo de 1983 que es el único en existencia.
La zona donde se abrió el agujero alberga Corvettes, prestados por coleccionistas privados y otros que se hicieron famosos en las revistas y salones del automóvil, según el sitio web del museo: corvettemuseum.org.
El hoyo tiene 12 metros de ancho y 10 metros de profundidad. De los ocho vehículos que cayeron, seis fueron donados al museo por aficionados y dos eran propiedad de General Motors.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top