Así como hay actitudes nuestras que los hombres odian existen cosas que ellos hacen que a nos molestan.

 Diferentes encuestas han intentado adivinar cuáles son las actitudes, tanto masculinas como femeninas, que más molestan al otro sexo. Nos centraremos ahora en lo que más importuna a las mujeres.
En primer lugar, gracias a una encuesta realizada entre más de dos mil británicas, que sintetizó en cinco puntos las quejas más habituales, pero también nos referiremos a otras investigaciones semejantes.
Y las luchas suelen producirse en tres campos de batalla aledaños: el control, la comprensión mutua y la negociación de límites en la relación de pareja.
Que no escuchen adecuadamente. Un tercio de las participantes en la encuesta señalaban que este era el comportamiento más enervante de su pareja, algo nada sorprendente dados los estereotipos que suelen circular sobre hombres y mujeres. La psicología señala que la mayor facilidad de las mujeres frente a los hombres para realizar varias tareas a la vez explica este punto. Un lugar común que, sin embargo, fue refrendado en 2010 por un grupo de investigadores de la Universidad de Hertfordshire. Debido a que los hombres han de estar concentrados en lo que están haciendo, es más difícil reclamar su atención cuando están sumergidos en otra actividad.
No bajar la taza del retrete. Trivial pero cierto, esta era la segunda queja más frecuente entre las féminas consultadas. Quizá no sea más que la manifestación más clara de la disputa por la higiene y el orden en el hogar que toda pareja que convive bajo el mismo techo ha de afrontar.
Quedarse con el mando de la televisión. Otro grano de arena más en la montaña de los problemas de la convivencia diaria, aparentemente superficial, pero más significativo de lo que parece. Es, en el fondo, una manera de negociar en qué invertimos nuestro tiempo libre. Y no sólo eso, sino también quién tiene el control de la relación.
Que las ignoren. El psicólogo Steven Stosny expone en Psychology Today los resultados de la pequeña encuesta que realizó entre sus pacientes para averiguar cuáles eran sus quejas más habituales, y se topó con que esta era la más frecuente, junto a las actitudes de control y orden. En la misma categoría se encontraban irritantes comportamientos como “responder con pocas palabras”, “decir que está sacando las cosas de quicio”, o “mostrarse frío”.
Que las llamen “nena”. Un estudio inglés encargado por una empresa de servicios de internet puso de manifiesto que las consultadas detestaban que los hombres se refiriesen a ellas con el término de “nena” (baby). Tampoco eran aceptadas otras denominaciones como “bebé” (baby girl), “bollito” (muffin) o expresiones intraducibles como snookums. Sin embargo, se mostraban bastante receptivas a adjetivos como “guapa”, “amor” o “bonita”. La vieja escuela siempre funciona.
Que las valoren antes por su cuerpo que por su cabeza. En todas partes cuecen habas, incluso en el lejano oriente. Una pequeña encuesta realizada por el investigador nepalí Vinaya Ghimire entre 100 personas señaló que la queja más habitual entre las mujeres era darle más importancia a lo físico que a lo mental, algo a lo que sucedían el “chauvinismo de los hombres” (es decir, que se consideren superiores), su fingimiento y su comportamiento abiertamente machista.

3 التعليقات Blogger 3 Facebook

  1. You can even use the shampoo on the day of the test. You can either use the product every day or 3–10 days before the test. If you don’t have much time in hand, you can take multiple showers in a single day, too. Remember that you have to properly lather the hair with the shampoo and leave it in for at least 10 to 15 minutes before washing it out. To get the most effective results, use the shampoo 15 minutes before the test, if possible. The customer support team is available Monday through Fri anytime between 9 AM to 5:45 PM EST

    ResponderEliminar

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top