El restaurante Rub & Stub en Copenhague, Dinamarca, ha declarado la guerra al desperdicio.
¿Su estrategia? Preparar y ofrecer la comida que los supermercados no venden.

En su mesas se sirven platos hechos con vegetales y frutas rechazados por la industria alimenticia debido a las fechas de caducidad y el exceso de abastecimiento.
El restaurante tiene dos empleados con salario -un gerente y un jefe de cocina- pero el resto del equipo está formado por voluntarios.
Está financiado por la ONG danesa Retro y sus beneficios se destinan a proyectos de desarrollo en África.
La cocinera Ditte Jensen le explicó a la BBC cómo es posible preparar deliciosos platos con alimentos desechados.


BBC MUNDO

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top