La autoconfianza es la diferencia entre sentirte imparable y sentirte asustado de las situaciones. La manera en que te percibes tiene un enorme impacto en como otros te ven. Mientras más autoconfianza tengas, mayor probabilidad que seas exitoso. A pesar que muchos de los factores afectando tu confianza están fuera de tu control, hay numerosas cosas que puedes hacer para desarrollar tu autoconfianza.

Autoconfianza es excepcionalmente importante en todos los aspectos de nuestras vidas y numerosas personas batallan en encontrarla y se sienten como si estuvieran rotando dentro de un círculo vicioso de falta de confianza. El resultado es la falta de éxito. La buena noticia es que la autoconfianza realmente puede ser aprendida y que se puede construir un futuro de éxito sobre ella. El trabajar en tu autoconfianza muy bien vale el esfuerzo, siendo la autoconfianza el mayor ingrediente al éxito.
Lograr autoconfianza es alcanzable, solo si te mantienes enfocado y determinado a seguir los pasos necesarios. Hay maneras simples para construir tu confianza y más aun la manera que afrontas las situaciones en tu vida. Trabajar en los siguientes simples pasos para desarrollar tu confianza es la clave.
1. Da una mirada al pasado. Se trata de evaluar tus logros del pasado.  Recordar lo que has alcanzado puede enseñarte que tienes la habilidad para ser exitoso. Este paso te permitirá el primer paso hacia el resurgimiento de confianza.
2. Analiza tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.Hacer este análisis en tu vida puede ayudarte a identificar todos los elementos que impulsan quién realmente eres y lo que puedes ser. Pregúntate qué es lo que tú consideras tu fortaleza más grande, tus debilidades, las oportunidades que ves en tu vida y las amenazas que pueden afectar tu éxito. El entender qué se interpone entre tú y tu confianza es la clave.
3. Piensa acerca de tus metas y lo que te gustaría alcanzar. Luego de entender todos los obstáculos en tu vida al igual que tu potencial, identificar tus metas es el próximo paso en la dirección correcta. El próximo paso es crear metas que sean realista y medibles, o sea aquellas que no tomen mucho tiempo en lograr y que son alcanzables, que alinean con tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas y que son la piedra angular para tu éxito personal.
4. Dedícate a tu éxito. Después de descubrir quién eres y darte un poco de dirección mediante identificar tus metas, el próximo paso es dedicarte a manejar los aspectos de tu vida que te eran desconocidos hasta ahora. Este tipo de gestión es lo que contribuye a que puedas construir confianza en ti. Saber quién eres verdaderamente y lo que realmente quieres te dará la dirección hacia cómo llegar donde quieres. Continuamente, monitorea tus acciones y verifica que lo que has hecho te está acercando o si, por lo contrario, te está alejando del éxito deseado.
Siempre recuerda mantener los pies en la tierra. A medida que continúas estrechándote un poco más en tus metas y gestionándote propiamente, verás tu autoconfianza desarrollándose. Lo que es más, habrás ganado tu autoconfianza porque la has puesto a trabajar hacia tu éxito.


Víctor de León

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top