Las aves son liberadas en la Plaza San Pedro como símbolo de paz, sin embargo, las leyes de la naturaleza no entienden de simbolismos y las palomas sucumben ante el ataque de gaviotas y cuervos.


Desde su ventana en la Plaza San Pedro, el Papa libera palomas como símbolo de 

paz. Sin embargo, si hay algo que no tienen las pobres es eso mismo, paz. Sucede 

que cada vez que son lanzadas desde allí para que vuelen libres, son atacadas por 

gaviotas y ¡hasta cuervos! 

Por eso, para evitar que las aves resulten heridas tras las embestidas de sus 

“parientes” grupos defensores de los animales le pidieron a Francisco que suspenda 

el acto, ya que las palomas se convirtieron en víctimas acechadas por esta suerte de 

“águilas”. 

La Agencia Nacional de Protección Animal publicó ayer una carta abierta 

recordándole al Sumo Pontífice que las palomas domesticadas son presa fácil de los 

depredadores como las gaviotas, que tienen sus nidos sobre las columnas de San 

Pedro, cerca del Tíber; y se alimentan de la basura que hay en las calles de Roma. 

La Agencia, conocida por su siglas ENPA, advirtió que liberar a las inmaculadas aves 

es como “condenarlas a una muerte segura”. “Los animales nacidos en cautiverio, al 

no ser animales salvajes, no son capaces de reconocer a sus depredadores y por lo 

tanto son incapaces de huir de posibles situaciones peligrosas”, concluía la misiva, 

que incluye un petitorio para juntar firmas.



EFE

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top