Un hombre de 58 años fue encontrado muerto en su casa de Carapachay, Argentina, junto con el cadáver de su madre, con el que aparentemente convivía desde hacía unos 10 años.
Fuentes policiales informaron hoy que el hallazgo se produjo ayer, luego de que los vecinos del hombre fallecido radicaran varias denuncias por el olor que emanaba de la casa.

Según la policía, los vecinos afirmaron que comenzaron a sentir el olor desde hace unos 20 días y que no habían visto ni al dueño de la casa ni a su madre desde hacía tiempo. Los policías intentaron ingresar a la vivienda pero estaba cerrada con llave desde el interior, por lo que, con la colaboración de bomberos, la forzaron y entraron acompañados por un pariente de las víctimas.
Al entrar en la cocina, las pesquisas encontraron el cadáver de la anciana, identificada como Margarita Aimar de Alferi, quien habría muerto a los 90 años.
En otra silla, hallaron el cuerpo del hijo de Margarita, llamado Claudio Alferi. Presentaba un "avanzado estado de descomposición con una data de muerte", que los expertos calcularon en alrededor de un mes.
En las distintas habitaciones del interior encontraron "residuos de todo tipo", según confiaron las fuentes, porque el hombre fallecido "se dedicaba a cartonear y llevaba allí residuos reciclables".
La principal hipótesis es que ambos murieron de forma natural, sin rastros de violencia. Según los vecinos, el hombre se dedicaba al cirujeo, parecía tener problemas psicológicos y nunca dijo que su madre había muerto.
"Era un hombre ermitaño y no tenía trato con los vecinos. En la última década se habría alimentado sobre todo con huevos duros, porque hay cáscaras y envases por todos lados", confiaron las fuentes.

La Nación / GDA

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top