Depurar el organismo es una práctica que consiste en minimizar su nivel de toxemia. Y eso debe hacerse racionando los tóxicos externos (hábitos poco saludables como: tabaco, alcohol, grasas saturadas, harinas refinadas, azúcar, colorantes), por un lado, y estimulando a los órganos eliminadores a realizar su función depurativa de toxinas, por otro.
Cuando nuestro cuerpo está cargado de toxinas nos sentimos más cansados, irritables y poco productivos, por esa razón al limpiar nuestro cuerpo también purificamos nuestra mente.
Aceite de oliva: en raciones moderadas ayuda al tracto intestinal y favorece el funcionamiento del hígado.
Ajo: promueve las enzimas que desechan las toxinas, así como la alicina y selenio encontrados en el ajo mantienen el hígado limpio y sano.
Alcachofas: por su gran contenido de conarina, entre otras sustancias, activan la función del hígado, desintoxican y promueven la eliminación de sustancias nocivas. Mejora el mal sabor en la boca y las digestiones pesadas.
Almendras: poseen altos niveles de arginina, que es un aminoácido que ayuda a desintoxicar. También son ricas en ácidos grasos.omega-3 y glutatión que benefician las funciones de depurativas del sistema hepático
Cerezas: ricas en antioxidantes y diuréticas además previenen las infecciones urinarias.
Espinacas: ingeridas crudas o cocinadas con poca sal. Aportan potasio y otros minerales necesarios en caso de trastornos hepáticos. Además, contienen folatos necesarios para el metabolismo hepático.
Manzanas: ricas en vitamina C y fibras, ayuda al vaciamiento de la bilis y proceso digestivo.
Limón: potencia la alcalinidad del cuerpo lo que ayuda a balancear la acidez de las comidas que ingerimos. Adicional a la gran cantidad de vitamina C. Un buen proceso depurativo siempre empieza con zumo de limón en ayunas.
Pescados blancos: contienen ácidos grasos omega-3, los cuales son muy beneficiosos para la salud y ayuda al proceso de limpieza. 
Proteína lactosérica (“Whey Protein”): acelera el metabolismo lo que promueve el proceso depurativo a través del sudor, por no contener grasa, ni azúcar es una muy buena fuente de proteína a consumir en los regímenes de limpieza y desintoxicación. Ayuda a quemar la grasa intra abdominal.
Té verde: tiene propiedades diuréticas, así como antioxidantes (catequinas) que estimulan el buen funcionamiento del hígado e eliminación de grasa. También acelera el metabolismo.

Por Karina de Jakubowicz

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top