Puede que el lavado de los cabellos nos parezca algo insignificante, total solo sirve para eliminar la suciedad. La verdad es que ni los tratamientos capilares más eficaces del mundo ofrecen buenos resultados si no preparas tus cabellos previamente; todo importa, desde la forma que masajeas los cabellos hasta la temperatura del agua o forma que aplicas los productos.

Lo primero que debes hacer es cepillar tu pelo entero antes de entrar en la ducha. Es fundamental hacerlo antes de mojar el pelo, ya que así evitarás quiebras ocasionadas por el intento de desenredarlo húmedo. Cuando peinas tus cabellos encharcados de agua, se unen y acaban dejando el pelo eléctrico, con frizz y con las puntas abiertas.
El lavado del pelo debe empezar con agua tibia para abrir la cutícula y permitir que el champú penetre, limpie y deje sus nutrientes. 
Aplica el champú dos veces; no es truco de fabricante de champú para que gastes el producto más rápido. La primera aplicación limpia los residuos, ya la segunda ayuda que los principios activospenetren mejor en la estructura del cabello.
Una vez que hayas lavado el pelo las dos veces, exprima bien para quitar el exceso de agua. Aplicar el acondicionador con el pelo demasiado mojado impide que el producto sea absorbido correctamente y los resultados no serán tan buenos como esperas.
Aplica el acondicionador desde la mitad de tu pelo hasta las puntas, evita aplicar en el cuero cabelludo, para evitar exceso de oleosidad.
Deja el producto actuar por al menos 2 minutos y enjagua con agua fría. Así como el agua tibia abrió las cutículas de tus cabellos, el agua fría cerrará, haciendo que los beneficios de la hidratación sean mantenidos en el pelo.
Además, refrescar el cuero cabelludo con agua fría estimula la circulación sanguínea, lo que facilita la distribución de nutrientes en los cabellos y evita problemas con oleosidad que dejan el pelo con mal aspecto.

GDA

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top