Dicen que el amor no tiene límites, y dos perritos de Inglaterra son el perfecto ejemplo.
Joey, un West Highland Terrier, parece un pequeño peluche. Zara, una rottweiler, es al menos dos veces más grande que Joey, y luce fuerte y feroz.

Pero sus marcadas diferencias no fueron suficiente para apartarlos y recientemente Zara parió 11 perritos engendrados por el pequeño, pero muy astuto, Joey. Los perritos ahora son conocidos como “Wotties”, reportaron medios locales.
Teresa Patterson, dueña de los canes, se sorprendió cuando conoció que la extraña pareja se había apareado y desconocía lo que había pasado hasta que la perra comenzó a parir.
“Zara no sabía qué hacer y yo comencé a gritar cuando los cachorros empezaron a salir. Joey hizo el resto. Zara no estaba interesada, pero Joey los limpiaba y no dejaba que nadie se les acercara”, contó Patterson a The Press.
Lamentablemente, cuatro de los perritos murieron. Los otros siete fueron adoptados.
El Kennel Club del Reino Unido, organización que registra las razas y nacimientos de perros, indicó que, aunque no puede garantizar que esta mezcla no se hubiese dado antes, es las primera vez que se enteran de un caso así, reportó el medio.

EFE

1 التعليقات Blogger 1 Facebook

  1. La estupidez humana, no tiene nacionalidad. Porqué no estaban esterilizados?

    ResponderEliminar

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top