Un niño quien comenzó a fumar a los dos años, ahora es adicto a la comida.

Aldi Rizal, un niño de 5 años quien vive en Sumatra, Indonesia, hoy pesa 24 kilos y es adicto a la comida. Cuando tenia dos años, su adicción era la nicotina y se fumaba 40 cigarrillos diarios.

Cuando las autoridades locales descubrieron al “precoz fumador” en el 2010, la noticia se filtró a los medios en todo el mundo. Una escena del niño asiático conduciendo un triciclo con un cigarrillo en la boca invadió las redes sociales.

Fue tal la indignación que generó, que el gobierno indonesio lanzó un programa de rehabilitación con el fin de sanar a Aldi, quien fue sometido a un riguroso tratamiento en Yacarta, que consistía en dos terapias semanales para alejarlo de la adicción.

“El niño pudo dejar el cigarrillo, pero empezó a comer compulsiva y desaforadamente”, afirman sus padres, Diane y Mohamed Rizal, y agregan que, además de alimentarse hoy con comida “chatarra”, se toma hasta tres frascos de leche condensada al día, reporta elDailyMail.


Foto: AP

Con el fin de supervisar el tratamiento, a los dos años de iniciado, las autoridades de salud visitaron a la familia y se encontraron con la sorpresa de que el ‘exadicto’ al cigarrillo, ahora pesaba 24 kilos.

La madre argumenta que su hijo, a quien llaman en Sumatra “el niño fumador”, es compulsivo y ansioso y  que por ello le suministraba al niño cigarrillos, con el fin de calmarlo. Lo que no imaginó fue que Aldi se volvería adicto precoz a la nicotina.
El médico tratante, William Nawawi,  explica que “la nicotina estimula el sistema endocrino en el cuerpo. Esto causa resistencia a la insulina y que esta no sea capaz de procesar la glucosa”. Por tanto le formuló una dieta rica en legumbres y frutas y le prohibió la comida “chatarra”.

Pero Aldi no es el único niño con este problema en Indonesia, donde el tabaquismo es abrumador, dado que este país es el segundo productor de tabaco en el mundo. El 30 % de los 80 millones de niños que viven en ese país adoptan el hábito de fumar a partir de los diez años, y el 63% de los hombres adultos fuman, por lo cual ocupa el primer lugar de fumadores masculinos en el mundo, según informes oficiales. 

Efrén Garzón, psicólogo clínico, experto en adicciones y Director del Centro de Rehabilitación Labor de Vida (Bogotá), le dijo a Semana.com que las adicciones en los niños son difíciles de tratar, debido a que "carecen aún de un conocimiento cognitivo que les permita entender un proceso terapéutico". 

El especialista sostiene que una de las soluciones seria la farmacológica, debido a que por su escasa edad, aún no pueden recibir una terapia racional cognitiva. “Este es el típico caso en que al suprimirle la nicotina a un adicto, se genera un cuadro de abstención, lo cual ocasiona ansiedad y el niño remplaza la ingesta de nicotina por la de comida, ya que toda adicción es un déficit de contención de impulsos”.

Cabe preguntarse si en el caso de Aldi, la cura resultó peor que la enfermedad.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top