Que el amor es como una flor que debe ser regada y cuidada día a día, es algo que todos saben, pero que a veces se olvida. ¿Cómo cuidar de una relación, de modo que se mantenga firme y florezca? Para Ashley Davis Bush, consejera y experta en temas de pareja, la clave está en integrar al día a día, pequeños gestos que cultiven el amor, y que con el tiempo se transformen en hábitos.

Escritora de varios libros de autoayuda, Davis publicó junto a su marido, “75 hábitos para un matrimonio feliz”, donde precisamente comparte estos simples granos de arena en el actuar para que la relación crezca como un roble.
“Recuerda que todas las parejas divorciadas comenzaron siendo felices”, advierte la experta en The Huffington Post, donde, al igual que Psych Central -una conocida página de contenido para la salud mental- entrega las pistas de sus hábitos amorosos. 
Aquí te mostramos algunos:
-Que lo primero que le digas a tu pareja en el día sea algo bueno:Decir apenas te levantes “soy muy afortunado/a al estar contigo”, es para Davis clave para llevar un matrimonio feliz. Si resulta que tu pareja se va de la casa antes de que te despiertes, mándale un mensaje al celular.
Para la experta, comenzar la comunicación diaria así de bien, claramente será mejor que con una discusión.
-Abraza por lo menos 20 segundos a tu pareja cuando se vuelvan a ver después del trabajo: Según Davis, no está de más acompañar este gesto con frases como “estoy tan feliz de que hayas llegado a la casa” o “qué rico que llegué”. “(Esto) es vital para reconectarse después de haber pasado el día separados”, asegura, explicando que un largo abrazo estimula la oxitocina, también conocida como la hormona del amor –que se libera durante el orgasmo y cuando se está enamorado- y que tiene tal poder que, según científicos, ayuda a mantener al ser humano fiel.
-Agradece más: Para Davis, es esencial agradecer a la pareja por pequeños detalles, tan simples como haber sacado la basura, o haber ayudado a realizar algún trámite; lo que sea. “Al usar este hábito cada noche, creará una conexión de apreciación que mantendrá tu relación fuerte, incluso en los momentos difíciles”, aseguró.
“Un matrimonio feliz tiene a dos personas que se aman el uno al otro y que están comprometidas a dar lo mejor de cada uno”, comentó, agregando a ese escenario la energía positiva que genera la gratitud y el aprecio.
-Exprésate desde la vulnerabilidad: Davis sugiere poner atención a la forma de expresar las necesidades, que en algunas ocasiones se comunican como críticas. Por ejemplo, en vez de decir “¡no me estás prestando atención!”, se aconseja algo como “te extraño. Por favor, conversa conmigo un rato”.
-Mantén el contacto, compenétrate: La consejera, además, menciona entre sus hábitos la de tocarse mientras se come, ya sea la mano o el brazo, y sentir la respiración de la pareja en otros momentos.
Por ejemplo, dice que es bueno poner la mano en el estómago o el pecho del otro, de modo de observar su respiración, y que, ojalá, esto se acompañe mirándose a los ojos. 
Para construir el amor, asegura Davis, no es necesario esforzarse con dolor. De modo más simple, asegura que “si realizan un comportamiento amoroso, empiezas a sentir más amor”, nada más.


El Mercurio, Chile / GDA

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top