Ex estudiantes de preparatoria de un colegio privado de Mérida convivieron con el alma en pena de un compañero muerto en un accidente vial.

Este día presento un relato que me platicó un ex estudiante del Colegio Peninsular Rogers Hall de Mérida, de quien, debo confesar, pensé que me estaba engañando cuando dijo la primera frase: “Estudié con un fantasma”.

Sin embargo, cuando me explicó la historia a detalle entendí a lo que se refería exactamente, es decir, estudió con un joven que murió en un accidente automovilístico y después, asegurán, se manifestó como alma en pena en esa escuela particular.
Entrevisté a este ex alumno durante la conferencia que di en el Panteón Florido como parte del “Paseo de las ánimas” a fines de octubre pasado, y me dijo que estudió su preparatoria a principios de los años noventa en esa escuela y tenía un compañero que falleció en un choqueen carretera:
“Fue terrible para nuestros compañeros y hasta traumático, pues un día lo ves como si nada en la escuela y al día siguiente, tras el accidente, te das cuenta que ya no lo verás jamás”, dijo.
“De hecho, tres de mis compañeros aseguraron que se les apareció como alma en pena días después de su muerte, fue impactante, pues lo dijeron en el salón de clases con lágrimas en los ojos y dudo que bromearan con eso.

Grabado en video

“Al año que salimos de la prepa, nos enteramos por los periódicos y por la revista ‘Misterios’ que un fantasma se había aparecido cerca de la cancha de basquet de la escuela y que había sido grabado a plena luz del día con un celular; mis compañeros de generación que se enteraron están seguros de que se trata de nuestro amigo”, indicó.
Cabe mencionar que ese caso lo publicamos en esta sección en febrero pasado, y literalmente le dio la vuelta al mundo, pues el video fue subido a internet e incluso analizado por especialistas de otros países, que coincidieron en que la grabación era real.
Y agregó: “Cinco años después de que salimos hicimos la clásica reunión de exalumnos, pero más informal que nada, nos reunimos en un café, éramos como quince, los más allegados y ahí estaban esos tres compañeros, quienes afirman que después de la graduación pudieron sentir la presencia de nuestro querido amigo en al menos dos ocasiones más.
“Lo que comenta uno de ellos y es lo que más recuerdo, es que un día estaba en su cuarto botando su balón de básquet al piso y de pronto éste se fue al extremo opuesto, como si una mano invisible le hubiera dado un manotazo a la pelota, lo curioso es que nuestro difunto amigo practicaba este deporte y él era su compañero de equipo; piensa que de cierta forma le estaba haciendo una broma o recordándole que estaba ahí.
“Yo en lo personal sólo una vez sentí su presencia y fue en el velorio, aunque la verdad algunas personas me dicen que fue sugestión, pero yo siento que fue real lo que viví, ya que de pronto vi una silueta a un costado del ataúd, volteé a ver de nuevo y claramente vi su rostro, era él, parado junto a su propio ataúd viéndolo fijamente, se lo dije a una compañera pero obviamente no me creyó”, finalizó.
Cabe recordar que en su momento, cuando fue grabado el video (2004) intentamos hacer una investigación dentro de la escuela, ya que varios alumnos habían reportado la presencia fantasmal desde días antes de que se obtuviera esa evidencia, pero las autoridades escolares prohibieron el acceso a medios de comunicación o investigadores, pues no querían “dañar la imagen” de la escuela.


Jorge Moreno/SIPSE

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top