Las varices son esas venitas azuladas o coloradas que aparecen en las piernas de algunas mujeres por trastornos en la circulación sanguínea. Si bien en su mayoría son hereditarias, existen varias formas deprevenir su aparición y por supuesto, de deshacernos de ellas.
El origen de las varices podemos encontrarlo en un trastorno de la circulación sanguínea y principalmente las varices son hereditarias.
Las varices suelen ir acompañadas de cansancio, dolor y debilidad en las piernas, sobre todo después de varias horas de caminar o estar de pie.

Consejos para prevenir las varices
Más vale prevenir que curar, ya lo dice el refrán, así que te aconsejamos que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones que son para ti, sin duda alguna, armas de prevención de primera mano.
  • Evita estar mucho tiempo de pie. Si no tienes más remedio por motivos de trabajo, cambia de postura y no dejes caer siempre el peso sobre la misma parte.
  • Evita las altas temperaturas sobre tus piernas (exposición solar excesiva, vendas calientes, estufas demasiado pegadas al cuerpo, mantas eléctricas)
  • Sentarse con las piernas (o al menos los pies) en alto es una buena manera de activar la circulación en sentido contrario.
  • Evita pantalones demasiado estrechos y los tacones altos que no dejan libertad de movimiento a los talones y a los pies.
  • Dormir con la parte inferior del cuerpo un poco más alta que la superior es de gran ayuda, así que, si no te resulta muy incómodo, te animamos a que olvides la almohada y pongas por ejemplo una madera bajo el colchón en la parte inferior de la cama.
  • Una ducha con agua más bien fría te ayudará a despertar y a reactivar la circulación sanguínea. Acompáñala de un suave masaje con un guante de crin con movimientos de abajo a arriba y verás. Entre otras cosas, evitarás la aparición de celulitis, los granitos, la hinchazón de piernas
Si estás buscando la forma cómo desaparecer las várices con ejercicios simples y efectivos, te recomiendo que realices a diario los siguientes movimientos:
1. Elevaciones. Con esto, la presión y la gravedad te ayudarán a que la sangre fluya de forma adecuada. Te recomiendo que levantes tus piernas por diez o quince minutos todos los días, sobre todo en las noches, cuando has pasado todo el día en actividad. En ese momento es cuando tus piernas necesitan descansar y la mejor forma de hacerlo es en esta posición.
De ser posible, también puedes hacerlo al medio día, ya que te ayudará a descansar y a recobrar la fuerza, y así en la noche no tendrás tan lastimadas tus piernas y podrás relajarte mucho más fácil y rápido.
2. Caminata. La caminata es otro ejercicio que sin duda alguna te ayudará a combatir las várices. Pero no me refiero a caminar en la oficina o mientras haces cualquier labor, ya que los zapatos y la intención son muy importantes. Toma un tiempo de tu día y al salir de tu oficina cambia los tacones por zapatillas cómodas y camina a tu casa o realiza un recorrido de 15 ó 20 minutos para que tus piernas descansen en actividad. La natación y el ciclismo también son ejercicios perfectos para exterminar estas venas que aparecen en tus piernas.
3. Movimientos de tijera. Eleva tus piernas y ábrelas y ciérralas por unos minutos, realizando entre 10 y 15 repeticiones por cada sesión. Así, obtendrás resultados que no sólo se verán en la reducción de las várices, sino también en el fortalecimiento de los músculos de las piernas y del abdomen bajo.
4. Bicicleta. En la misma posición anterior, realiza un movimiento de pedaleo, enérgico y fuerte por 5 minutos. Esta es una opción adicional para combatir las várices. Ahora estira una de las piernas y comienza a rotarla en sentido de las manecillas del reloj, manteniéndola tensionada, luego cambia el sentido de los giros y haz el ejercicio con la otra pierna.
4. Flexión de dedos. Otro ejercicio para eliminar las várices consiste en flexionar los dedos de los pies, manteniendo las piernas estiradas. Ahora comienza a estirar los dedos y a flexionarlos, alternando las piernas y repitiendo el ejercicio veinte veces por día.
PRACTICA YOGA.
El yoga ayuda a aliviar la incomodidad de las varices. Prueba este sencillo ejercicio: acuéstate boca arriba, eleva tus pies hasta el asiento de una silla, y respira lentamente por la nariz. Esto ayuda a que la fuerza de gravedad saque la sangre acumulada en las piernas. Veras como no se incrementará tu problema de varices.
SUMERGE LAS PIERNAS.
Aplica una compresa de agua caliente sobre la zona afectada y sin presionar, a la máxima temperatura que puedas soportar, durante dos minutos. Después aplica otra de agua fría durante medio minuto. Alterna durante diez minutos, terminando con la compresa fría. Veras como no se incrementará tu problema devarices.
DATE MASAJES EN LAS ZONAS AFECTADAS POR LAS VARICES.
Pon los pies más elevados que el resto del cuerpo y en esta posición date un suave masaje y unos ligeros golpecitos desde el tobillo y hacia el tronco. No te des masajes fuertes, porque puedes dañar más las venas.
MUEVE TUS PIERNAS.
Las personas sedentarias tienen más posibilidades de sufrir varices que quienes llevan una vida activa. Si en tu trabajo estás sentada durante muchas horas, dedica dos minutos cada media hora a mover los dedos de los pies dentro de los zapatos, dobla y extiende las piernas, ponte de puntas cada vez que te sea posible, y levántate y camina un poco cada hora. Veras como no se incrementará tu problema de varices.
PRACTICA EJERCICIO.
Permanecer durante mucho tiempo sentada o de pie ocasiona que la sangre se acumule en las venas de las piernas. Un poco de ejercicio diario, sobre todo caminar, ayuda a que se contraigan las venas, se vacíen y se envíe la sangre hacia el corazón, contrarrestando las varices.
DUERME CON LAS PIERNAS EN ALTO. Coloca bloques o guías telefónicas debajo del colchón en la parte de los pies para dormir con las piernas elevadas. Si tienes problemas del corazón o trastornos de respiración a la hora de dormir, consulta antes a tu médico.
USA MEDIAS ELASTICAS BIEN AJUSTADAS. Ajusta la compresión de tus pantys para impedir que la sangre circule hacia las venitas más pequeñas. Esto aliviará considerablemente el dolor que a veces producen las varices.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top