Para curar algunos trastornos causados por los gérmenes, a veces basta con tener a mano en la despensa algunos alimentos, vegetales o suplementos naturales, que estimulan nuestras defensas orgánicas. Se trata, pues, de antibióticos naturales.

Según el presidente de la Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales, de España, Roberto San Antonio-Abad, la antibioterapia natural “tiene su máxima eficacia cuando aparecen los primeros síntomas de la infección. Usada en forma preventiva ayuda al organismo a rechazar patógenos indeseados y también puede ser un complemento en fases más avanzadas de una enfermedad”.
Según esta asociación existen cinco grandes antibióticos naturales.
Equinácea - Rica en compuestos vegetales que elevan las defensas naturales del cuerpo, es apropiada para parar una enfermedad leve o moderada de las vías respiratorias. Sus polisacáridos estimulan la actividad de los macrófagos, células de la sangre que contribuyen a destruir las bacterias y los virus.
Ajo - Es antimicrobiano, fungicida, detoxificador y antioxidante. Utilizado en superficie, es excelente para desinfectar y evitar la infección de heridas abiertas.
Cebolla - Además de la vitamina C y la quercetina, contiene isotiocianatos, componentes antiinflamatorios que inhiben enzimas que causan condiciones inflamatorias, tales como el dolor e hinchazón que provoca la artritis; es buena contra el asma y la congestión respiratoria asociada al resfriado.
Propóleo - Elaborado por las abejas, con resina natural, posee atributos antisépticos, antibacterianos, antiinflamatorios y anestésicos, y es eficaz contra el staphylococcus aureus, causante de infecciones respiratorias.
Romero - Contiene más de cuarenta sustancias antibacterianas y más de veinte antivirales. La infusión de romero puede ayudar a combatir las bacterias que afectan el sistema respiratorio o el intestinal.

EFE

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top