Los astronautas estadounidenses Rick Mastracchio y Mike Hopkins saldrán mañana de la Estación Espacial Internacional (EEI) en la primera de tres jornadas de trabajos extravehiculares para reparar un sistema de refrigeración del puesto orbital.

La agencia indicó que la excursión de trabajo comenzará a la hora 6:10 a.m. y durará unas seis horas y media. Las otras dos salidas, programadas para el 23 y el 25 de diciembre, tendrán los mismos horarios.
En la primera salida el astronauta japonés Koichi Wakata será responsable por la operación del brazo robótico de la EEI que llevará a los otros dos astronautas al sitio de reparación.
El problema con una válvula en una de las bombas del sistema de refrigeración de la EEI comenzó el 11 de diciembre, y después de algunos intentos de resolverlo desde la Tierra, los directores de misión resolvieron enviar a los hombres para que reemplacen el módulo de amoníaco, que tiene el tamaño de un refrigerador doméstico.
Suspendido un lanzamiento
La decisión de llevar a cabo múltiples jornadas de labores extravehiculares dejó en suspenso el lanzamiento, programado para el 18 de diciembre, de la cápsula de carga Cygnus, al tope de un cohete Antares de la firma privada Orbital Sciences.
La EEI, un complejo de más de $100,000 millones en el cual participan 15 países, se ha construido principalmente con el transporte provisto durante tres décadas por los transbordadores estadounidenses que pasaron a retiro en 2011.
Desde entonces el relevo de tripulaciones y el acarreo de suministros a la EEI, y de residuos y experimentos desde la EEI, se ha realizado con naves espaciales rusas Soyuz.
El Gobierno ha abierto la exploración orbital al sector privado y la cápsula Cygnus es una de esas iniciativas. La NASA indicó que el cohete Antares y su carga probablemente se lanzarán después del 13 de enero.
Si bien los seis astronautas que ahora residen en la EEI no están en peligro por el problema en el sistema de refrigeración, se han recortado las actividades a bordo del puesto orbital. Si otro problema inhabilitara la segunda sección del sistema de refrigeración los tripulantes deberían ser evacuados en una Soyuz para retornar a la Tierra.
La EEI, que orbita la Tierra a unos 385 kilómetros de distancia y a 27 kilómetros por hora, está equipada con dos sistemas externos, independientes, de refrigeración que usan amoníaco para disipar el calor generado por los sistemas eléctricos del laboratorio.
La refrigeración es crucial para las operaciones de la EEI y si bien uno de los aparatos puede sustentar los sistemas críticos y mantener el laboratorio en operaciones, se necesitan los dos para evitar los apagones de equipos no esenciales.
Mastracchio y Hopkins retirarán el módulo de bombeo que tiene una válvula de flujo fallida y lo reemplazarán con uno de repuesto que está almacenado en la plataforma externa de la EEI.
El módulo, que pesa 350 kilogramos se encuentra ubicado en el segmento de estribor de la viga de energía de la EEI. El otro módulo se encuentra en babor sobre la misma viga.

EFE

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top