Si las dos partes de una pareja no están a bordo del mismo barco en temas de estilo de vida saludable, que solo uno de ellos lo esté podría terminar siendo perjudicial para su relación, sugiere un estudio de la Universidad de Texas en Austin.

"La gente tiene que estar consciente de que la pérdida de peso puede cambiar una relación, para bien o para mal, y de que la comunicación juega un papel importante en el mantenimiento de una relación sana", dijo, en el sitio de la universidad, Lynsey Romo, autor principal del estudio.
Tras entrevistar a 21 parejas en las que uno de los dos había perdido 30 libras o más en menos de dos años, los investigadores vieron que las actividades para bajar de peso en pareja (como hacer ejercicio o tener una alimentación sana) pueden ser muy beneficiosas para la relación.
“Las parejas en las que ambos eran receptivos a estos cambios saludables reportaron tener interacciones mucho más positivas y también haber aumentado la intimidad física y emocional”, aseguraron los investigadores.
Sin embargo, también vieron que esos cambios pueden provocar episodios negativos, como un aumento de críticas por parte de uno de los dos.
Algunos de los que no habían perdido peso reportaron sentirse amenazados e inseguros por el hecho de que su pareja sí lo hubiera hecho y por eso, dijeron sentirse menos interesados en el sexo, o, incluso, admitieron que trataron de sabotear el plan de su pareja con alimentos poco saludables.
Aún así, Romo insiste en que el estudio no debe disuadir a nadie de perder el exceso de peso; sin embargo, recomienda tener estrategias muy claras para que estos nuevos hábitos no pongan en peligro la calidad de su relación.

La Nación, Costa Rica / GDA

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top