llusionarse es fácil y por eso es tan importante tener cautela frente a un hombre que luce "sensacional". Según Norine Dworkin-McDaniel, escritora de temas relacionados con las relaciones amorosas publicados en las revistas más reconocidas del momento, a pesar de lo maravilloso que pueda un hombre lucir, existen siete clases de ellos de las que es mejor salir corriendo.
"Algunos hombres son maestros en la pesca y, una vez que atrapan a una mujer, ella invertirá todo su amor, alma, dinero y la larga y dura crianza de los hijos por años, antes de darse cuenta (siempre demasiado tarde) de que no es feliz con él. Luego de cargar a cuestas un corazón roto, el ego hecho pedazos y la frustración a flor de piel, ella decidirá terminar con la relación. Si bien estos chicos malos son difíciles de descubrir, suelen enviar claves sutiles de que son un verdadero peligro en una relación. Estas son las siete clases:
1. El solterón empedernido
Tiene buenas maneras, es inteligente, atractivo, con humor, exitoso, besa como un dios, hace que toda mujer sueñe con caminar al altar junto a él. Incluso si se tiene precauciones, su encanto y persistencia triunfarán y, entonces, justo cuando una mujer está a punto de convertirse en su esposa, desaparecerá de la escena más rápido que un carro de carreras, dejando marcas en su corazón. Hay señales para evitarlos: nunca presenta a los padres o a sus amigos y cuando llega la hora de ponerle seriedad a la relación, sale corriendo. Si un hombre no se ha casado para cuando tiene 50 años, nunca lo hará.
2. El hombre “carrusel”
Aparenta que para él no hay nada mejor que casarse. Desafortunadamente trata al matrimonio como un carro de lujo arrendado y, por tanto, en pocos años estará listo para cambiar a su esposa por un modelo nuevo. La relación terminará cuando el romance se acabe, sabe que la pasión se enfría de manera natural y cuando eso suceda culpará a la pareja. Es un amante virtuoso, salir con él es una eterna luna de miel, a pesar de que su soltería le delata le tiene terror al compromiso. Si no habla jamás del "casorio" y la mujer del momento es solo un deseo, lo mejor será salir corriendo.
3. El hombre quebrado
Gusta del champán y habla de finanzas permanentemente. Pero tiene la habilidad suficiente como para lograr que la mujer con quien sale pague todas las cuentas. Espera que le mantengan de acuerdo con el estilo de vida al que está acostumbrado. Cada vez que hay que pagar por algo se hace el loco o desaparece de la escena. Hablará siempre de "lo nuestro", pero nunca habrá puesto algo propio como parte del equipo. Si caes en sus redes romperá tu corazón y te dejará con deudas y malas referencias crediticias.
4. El hijito de mami
Es dulce, afectivo y comprensivo. Desafortunadamente, todavía está bajo el poder de otra mujer: su madre. No es lo mejor para el futuro. Mamá todavía tiene influencia en sus decisiones profesionales, sus inversiones, en dónde vivir y por quién votar. A futuro tendrás que aceptar lo que ella diga sobre dónde vivir y cómo educar a los hijos. Y si intentas ponerle a escoger ¿sabes quién saldrá perdiendo? Todo hombre que ama a mamita sabe cómo tratar a una mujer. Descúbrelo antes de que sea tarde, si te compara con su mami ten cuidado; la decisión final llegará cuando te deje sola el Día de San Valentín, con una caja de chocolates en la mano mientras lleva a mamá a cenar. Incluso en los momentos de mayor romance, ella seguirá reinando.
5. Con el síndrome de Peter Pan
A pesar de que está en sus 30 o 40, continúa siendo un niño. La vida es una aventura que nunca termina y él está atado a ella. Está siempre listo para arriesgarse en un deporte, salir de viaje a Las Vegas, pero si hay momentos difíciles que enfrentar se dará la media vuelta y no le verás más. Si bien su sentido aventurero y su espontaneidad sacan a la niña que hay en ti, te convence de bajar en paracaídas en Cancún o dejar el trabajo una tarde para irse al cine, recuerda que él será incapaz de enfrentar responsabilidad alguna. Ese es su mantra, los Peter Pans del mundo entero eventualmente crecen.
6. El egomaniaco
Es brillante, ha logrado tanto y cree en su infalibilidad. Nunca se le verá agonizando porque tiene que tomar una decisión, la tomará porque el mundo gira alrededor de él. Y en las raras ocasiones en que no está 100 por ciento seguro, no la tomará si tú se lo sugieres. Querrá una mujer decidida pero no aceptará a nadie que eclipse su gloria.
7. El controlador
Salir con este hombre es como enamorarse de una boa. Al comienzo sus abrazos serán tiernos y seguros, pero luego serán sofocantes. Comenzará por ir a los restaurantes que él escoja, ver las películas que él decida, salir con sus amigos. Luego intentará decidirlo todo, desde lo que vistas a cómo pasar el tiempo libre. Intentará convertirte en lo que no eres hasta que un día despertarás y te preguntarás ¿quién soy? Su atención total es encantadora pero luego de un tiempo te darás cuenta que no se trata de mimos hacia ti sino de elevar su autoestima. Te llamará constantemente y estará pendiente siempre porque pensará que pudieras tener otro romance.

GDA

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top