Los hombres con testículos de mayor tamaño están relacionados con ciertas habilidades de la paternidad, como un mejor compromiso con el cuidado de sus hijos, de acuerdo con un estudio de laUniversidad de Emory en Atlanta, Estados Unidos.


De acuerdo con los investigadores, la capacidad para cuidar a sus hijos puede variar notablemente de hombre en hombre, no obstante, esta habilidad en la paternidad sería predecirse a través del tamaño de los testículos y sus implicaciones en la paternidad.


Hacen falta “tamaños” para cuidar hijos


Según la antropóloga Jennifer Mascaro, el vínculo entre un hombre con testículos grandes y una mayor capacidad paterna se debe, en gran medida, a que esta característica influye en la cantidad y calidad (mejores) del esperma que se produce, en comparación con hombres de testículos pequeños.

Lo anterior de acuerdo con los resultados del estudio en el que participaron 70 parejas, cuyas edades de los padres oscilaron entre los 40 y 80 años, en quienes se estudiaron los hábitos de cuidado infantil y se les mostraron varias fotos de sus hijos para observar su actividad cerebral.

Además, los científicos midieron el tamaño de los testículos de los participantes con una máquina de resonancia magnética, cuyo tamaño fue desde los 18 hasta los 60 cm, con un promedio de 38 cm cúbicos, a partir de lo cual pudieron constatar dicho vínculo.

Luego de comparar ambos resultados, los investigadores observaron que los hombres con testículos más grandes, tenían mejores calificaciones (en una escala del 1 al 5) respecto a esa capacidad de la paternidad.


¿Cuidarlos puede encogerlos?


Sin embargo, según la autora principal del estudio, lo contrario podría ser igualmente cierto: encargarse del cuidado de los niños puede hacer que, incluso, los testículos de un hombre se encojan.

Los investigadores observaron que los hombres con testículos más pequeños mostraron una mayor tendencia a encargarse de bañar a sus hijos, a llevarlos a las consultas médicas y a reconfortarlos en la hora de dormir.

“No estamos diciendo que puedes determinar la aptitud para lapaternidad de un hombre a partir de su biología individual, pero sí se sugiere que algunos hombres tal vez estén más inclinados que otros a participar en el cuidado de los niños. Tal vez lo realicen con mayor facilidad”, explica la antropóloga.

Estos resultados, según los expertos, son la evidencia más fuerte de que las variaciones en la anatomía masculina reflejan estrategias evolutivas en competencia que puede determinar desde las posibilidades de apareamiento, hasta el tiempo que deben invertir en la crianza y en la paternidad.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top