La mujer que fue abatida por la policía tras tratar de embestir las cercas de seguridad en torno al Capitolio y la Casa Blanca sufría de trastornos mentales y creía que el presidente estaba tratando de comunicarse con ella, dijeron funcionarios hoy.

Miriam Carey falleció ayer al ser baleada por agentes policiales cuando trataba de irrumpir con su vehículo, acompañada de su hija de un año, en el perímetro de seguridad de la Casa Blanca en Washington.
Personas que conocían a la mujer de 34 años indicaron que ella se sentía emocionalmente inestable desde hace mucho tiempo.
Carey se había lastimado el cráneo por una caída reciente y había sido despedida como asistente de un odontólogo, dijo su antiguo empleador. Su madre dijo que ella estaba sufriendo de depresión posparto.
La fuente federal, que estaba al tanto de la investigación pero no quiso ser identificada, dijo que detectives han estado interrogando a familiares de Carey sobre su estado mental y revisando escritos que ella dejó en su casa en Stamford.

Fue perseguida desde los alrededores de la Casa Blanca hasta orillas del Senado por no obedecer las órdenes de detención de las autoridades

"Lo que hemos visto es que su salud mental se había ido deteriorando, especialmente los últimos 10 meses desde diciembre, había estado oscilando", comentó la fuente.
Añadió que "nuestra hipótesis es que el deterioro de su salud mental fue una de las razones principales por las que inesperadamente decidió ir a Washington ayer".
La mujer había "emitido expresiones sobre el presidente en el pasado" y pensaba que el mandatario Barack Obama estaba tratando de comunicarse con ella, dijo el funcionario.
"Esos mensajes, por supuesto, eran invento suyo", dijo el funcionario. Añadió que la policía de Stamford el año pasado había recibido reportes sobre el estado psiquiátrico de la mujer.
La fuente dijo que las autoridades creen que ella viajó directo a la capital y que los hechos violentos se sucedieron inmediatamente después de que ella llegó.
Tras embestir las barricadas de la Casa Blanca, Carey, quien a todas luces estaba desarmada, provocó una persecución policial por la Avenida Constitución hacia el Capitolio, donde fue baleada. Su hijita no resultó herida y fue remitida a custodia de protección.
Los vecinos de Carey en Stamford quedaron asombrados al enterarse de la noticia y al ver por televisión la imagen de su vehículo destrozado, rodeado de patrulleros en una calle de Washington.
Erin Jackson, quien vivía en el apartamento de al lado, en la planta baja del edificio, dijo que Carey era muy cariñosa con su hija Erica y con frecuencia la llevaba a hacer picnic.
"Era una mujer muy agradable, estaba muy feliz con su hija, muy orgullosa de su hija", dijo la vecina. "Yo no me hubiera imaginado esto ni en un millón de años".
Pero la madre de Carey, Idella Carey, dijo a la televisora ABC que su hija sufría de depresión posparto desde que dio a luz en agosto del 2012.
"Estaba muy deprimida, tuvimos que hospitalizarla", dijo Idella Carey, quien añadió que su hija nunca había tenido problemas de violencia.
La policía dijo que el incidente no parece tener una relación directa con el terrorismo y que la mujer no estaba armada.
Idella Carey dijo que su hija "no tenía ningún historial de violencia" y que no sabe qué hacía en Washington D.C. el jueves. Agregó que pensaba que había llevado a Erica a una consulta médica en Connecticut.
ABC News reportó que Miriam Carey era higienista dental. Su jefe, el doctor Steven Oken, dijo que Carey era una persona que "siempre estaba contenta".
"Nunca, jamás, hubiera creído que hiciera algo así", dijo Oken. "Es lo más alejado de cualquier cosa que yo pensara, especialmente con la niña en el carro. Estoy absolutamente asombrado que fuese ella".
Los turistas, personal del Congreso e incluso algunos senadores vieron como una caravana de vehículos policiales persiguieron un automóvil Infiniti negro con placas de Connecticut a lo largo de la Avenida Constitución frente al Capitolio, mientras agentes con armas de alto calibre recorrían la zona. Los legisladores cerraron brevemente sus cámaras mientras la policía del Capitolio transmitía un mensaje por su sistema de radio en que alertaba a la gente a no moverse y alejarse de las ventanas.
El auto de la mujer llegó a estar rodeado por carros de policía, pero logró escapar a toda velocidad, girando en una rotonda y pasando frente al lado norte del Capitolio. Imágenes grabadas por un camarógrafo de televisión mostraron a la policía apuntando armas de fuego al carro antes que la mujer chocara con un vehículo del Servicio Secreto y siguiera. La jefa de la Policía Metropolitana, Cathy Lanier, dijo que las autoridades abatieron a la mujer a una cuadra del histórico edificio.
The Associated Press

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top