Hay lugares del planeta cuyas huellas del pasado cuentan historias macabras. Al llegar a ellos, es posible hallar calaveras, columnas levantadas por huesos humanos, árboles decorados por miles de muñecas demacradas y caminos y bosques donde han muerto cientos de personas. 


Catacumbas de París- La Ciudad de la Luces tiene su lado oscuro. Aunque, no resultan tan atractivas para la mayoría de los visitantes como la Torre Eiffel, las catacumbas son túneles que se extienden por 300 kilómetros. Estas antiguas canteras fueron usadas en el Siglo XVIII para trasladar cadáveres y prevenir que se esparcieran las epidemias que afectaban a la ciudad, entonces. Solo se puede visitar una parte, que basta para presenciar una ristra infinita de calaveras y huesos humanos.

Isla de las Muñecas- Cuenta la historia que el campesino Julián Santana usaba las muñecas para protegerse de los fantasmas. La isla ubicada en los canales de Xochimilco, en el sur de México, se ha vuelto popular por las distintas muñecas que lucen maltratadas por estar al intemperie y cuelgan de las ramas frondosas. Se dice que Santana le dio con poner a cuanta muñeca encontraba en el lugar para protegerse porque supuestamente una chica se ahogó allí y temía que su espíritu le rondara. Este apareció ahogado hace unos años y la gente dice que las muñecas lo mataron. 

El camino de la muerte- Todo el que transita por este lugar en Bolivia queda impresionado. La carretera se ubica en una de las montañas más altas del mundo: Los Andes. A los lados, hay riscos interminables. Un accidente aquí significa la muerte, casi seguro. En el lugar, fallecen unas 200 personas al año debido a los accidentes. Es considerada unas de los caminos más peligrosos en el planeta. 


El bosque de los muertos- El bosque Aokigahara es escalofriante porque supuestamente más de 500 personas se han quitado la vida en el lugar. Según se dice, luego que el autor Seicho Matsumoto publicara la novela Kuroi Kaiju, o Mar Negro de Árboles, en la que dos de sus personajes se suicidaban en este bosque, surgió la tendencia de la gente de colgarse en el bosque. 
Chernobyl, Pripyat- Este pueblo fantasmagórico en Ucrania fue abandonado a prisa por quienes lo habitaban en 1986, luego que estallara la planta nuclear de Chernobyl. Aunque los niveles de radiación han bajado, aún es una zona de desastre y se dice que es seguro ir de paso. De hecho, llevan turistas a ver como todo ha quedado frizado en el tiempo.
EFE

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top