Guy Kawasaki fue el hombre que consolidó el fenómeno de proporciones casi religiosas alrededor de los productos de Apple.
En 1984, fue el responsable de la estrategia de marketing que plantó la idea, en los consumidores, de que la Machintosh era un producto diferente al PC de IBM.
El famoso comercial emitido en el Super Bowl de ese año, que representa el apocalíptico mundo de la obra '1984' de George Orwell y que concluye con la aparición disruptiva de una mujer que rompe con lo establecido, es una de las piezas más conocidas en el ámbito publicitario. Desde marzo de 2013, Guy Kawasaki se unió a Google como consultor de Motorola.
Kawasaki ofreció un discurso en el lanzamiento, para Colombia, del primer teléfono inteligente de Motorola desde que fuera adquirido por Google en mayo de 2012: el Moto X. Hasta hace tres años, Guy era un usuario fiel de productos Apple, pero cambió de plataforma porque, desde su punto de vista, Android ofrece múltiples ventajas.
“Me enamoré del sistema operativo de Google. Es mucho más fácil de personalizar, es abierto, ofrece multitarea real, usa un cable estándar y cuenta con NFC. Hasta le podemos cambiar la apariencia al teclado”, afirmó en entrevista a los medios presentes en el evento.
El primer Android de Guy fue un Droid Razr Maxx y lo adquirió en 2010, antes de formar parte del gigante de las búsquedas. Guy Kawasaki aplicó varios de los principios de Apple en el desarrollo del Moto X: “La experiencia de usuario, la interface y el diseño son lo más relevante. El cliente no adquiere su ‘smartphone’ por la memoria o el número de núcleos del procesador, sino por las funciones que posee”, señaló.
“Juzgamos a otros por su apariencia, lo mismo aplica para los teléfonos”, añadió con una sonrisa en su rostro. En concordancia con ese postulado, el Moto X se presentó como el celular con mayor número de opciones de personalización en el mercado (hasta 500, para usuarios de Estados Unidos).
Su diseño es ergonómico y es fácil de usar con una sola mano. Además, se enfocaron en desarrollar un software que permita a los usuarios controlar el dispositivo solo con su voz. De ese modo se puede prescindir de la pantalla táctil y se ahorra batería.
A pesar de su notable carrera en el medio tecnológico, Kawasaki no se atreve a vaticinar el futuro de los teléfonos inteligentes: “Es difícil predecir cómo serán las terminales en una década. Seguramente tendrán mejor conectividad y serán más rápidas. Su batería será mejor. El mundo de la tecnología cambia muy rápido y nadie sabe a dónde nos dirigimos. Con decirles que hace tres años estaba seguro de que compraría iPhone hasta su versión 15, pero ahora prefiero un Android”.
AP

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top