Las cenizas del músico Eddie La Bala Pérez fueron sepultadas hoy al mediodía junto a su amado saxofón en el cementerio María Magdalena de Pazzis en el Viejo San Juan.
 Tal y como fue la voluntad del músico que hoy cumpliría 78 años, la familia celebró una hermosa ceremonia en el cementerio  para dar el último adiós al saxofonista que falleció el 9 de agosto a consecuencia de una sepsis. 

Decenas de personas se despidieron de quien fue el saxofonista por 50 años de El Gran Combo de Puerto Rico y otros ocho de Cortijo y su combo en una ceremonia que integró una orquesta de saxofones tenores, altos y barítonos en conjunto con un acto simbólico de palomas que fueron liberadas previo al momento de sepultar las cenizas del músico ubicadas en el interior del saxofón. 
Según explicó la viuda del músico, Enid Collazo las cuatro palomas lanzadas por la familia simbolizan el amor, la humildad, lealtad y sinceridad, valores que "describen lo que fue mi marido en vida para la gente, el pueblo y su familia".
La viuda no fue la única que se expresó en la actividad, también los hijos del músico Eduardo y Mariel agradecieron las expresiones de cariño y solidaridad del pueblo desde que su padre falleció hace casi un mes. 

Sus cenizas y saxofón fueron sepultados en el cementerio María Magdalena de Pazzis en el Viejo San Juan

 Asimismo estuvieron presentes la otra hija del saxofonista Miredy y las hermanas de este, Lizette y Maritza Pérez. Fue Junior Abrahams el responsable del duelo de La Bala, a petición de la viuda y de Mariel. 
Abrahams  hizo un resumen de lo que fue la vida del saxofonista no como músico sino como "amigo y hermano" .
Tanto así que reveló que cuando él se quedó desempleado en el  campo profesional artístico fue La Bala quien le pagó un mes de la hipoteca de su casa, revelación que el animador confesó compungido y que provocó que miembros de la familia de La Bala irrumpieran en llanto.
"Ese era Eddie, el hermano, el amigo", afirmó el animador, que pudo estrechar la mano del músico el día antes de su muerte.
Asimismo contó que cuando sufrió el primer infarto, La Bala llegó de inmediato al hospital, tras bajarse de un avión de regreso de una gira de El Gran Combo.
"Él estaba más preocupado por mi salud que yo", añadió Abrahams.
El sepelio de las cenizas y el saxofón estuvo a cargo de la viuda y los hijos Mariel y Eduardo.
 Los tres de rodillas  colocaron el instrumento en la cripta  que se ubica debajo de la capilla del cementerio. Luego se colocó la tapa y se escuchó la última nota del tema "Cuando un amigo se va", interpretado por el saxofón de Nando Rosado. 

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top