Cuando iniciamos una relación todo es "miel sobre hojuelas", aquella persona que está a nuestro lado es la "mejor del universo", muchas veces terminamos idealizándola, pero conforme pasa el tiempo las cosas cambian, comienzan las discusiones y aquella personita ya no es tan "perfecta" como pensábamos.

Al final de cuentas, un noviazgo es para conocer a la otra persona y para darle la oportunidad de conocernos, y de esta forma saber si podemos dar el siguiente paso y unir nuestras vidas.
Pero en muchas ocasiones hay "detalles" que no son agradables y que son determinantes para terminar con la relación. Las mujeres muchas veces lo hacen por falta de atención de los hombres.
Los varones son complejos y aunque sea difícil de aceptar o creer, hay varias situaciones que les afectan y que los orillan a tomar otros caminos...  ¿Cuáles son estas razones? Los sitios nosotras.com y notitarde.com te las dicen:
1. Hay otra - Cuando las cosas están mal muchas veces pueden buscar consuelo en otros brazos, puede que el romance sea pasajero, pero cuando esa persona los llena se convierte en un motivo para decir adiós.
2. No sentirse valorados - No por ser hombre quiere decir que no necesitan mimos, eso les gusta y también les gusta sentirse útiles, y si esto no pasa, no se sienten importantes, por lo que a la larga dirán adiós.
3. Discusiones - Lo que antes era amor se puede convertir en un terreno de batalla, en donde pasan más tiempo peleando que disfrutando de su amor. Cuando se llega a este punto, hay momentos en los que dicen ¡basta!
4. La falta de sexo - A ellos les gusta el sexo, les gusta tener momentos en donde se disfrute la intimidad libremente, y les encanta que la pareja tenga deseos de hacer el amor. Si pone mil “peros” para tener sexo, eso se convierte en un problema.
5. Querer cosas distintas - Si su pareja no está en el mismo canal, las cosas no funcionan. Lo mejor es que ambos quieran lo mismo en su relación, pues cuando hay cosas distintas el final estará cerca.
6. Agobio - Les gusta su espacio, tener esos momentos de tranquilidad, saber que tienen un lugar que nos pertenece, no nos gusta que nos atosiguen ni nos gusta tener una “mamá” por pareja.
7. No estar preparados - Hay ocasiones en las cuales simplemente no están preparados para el compromiso, y si hay una gran presión pueden desistir.
8. No ser una prioridad - Sí, a ellos también les gusta sentirse queridos y, por qué no, en ocasiones ser parte de las prioridades, pero al no sentirse en esa categoría, mejor se hacen a un lado.
9. Como agua y aceite - Para que las cosas funcionen siempre hay que tener algunas cosas en común, pero si en la relación ustedes son polos completamente opuestos, en donde a ti te gusta el rock y a ella la música clásica, pues las cosas terminarán por explotar.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top