Mathew Whelan es el hombre más tatuado  de Gran Bretaña, al punto de que se cambió su nombre a ‘Su Majestad Real del Arte Corporal’, Rey de la tinta.

Pues a sus incontables tatuajes – incluso dentro del ojo - le sumó en días recientes un arte corporal extremo: ‘branding’.  
De forma similar a como se marca al ganado o antiguamente a los esclavos, el ‘branding’ se realiza aplicando un hierro caliente o incluso cortando la piel con un bisturí para dejar marcas permanentes.
 En el caso de Whelan, de 33 años, la quemadura se realiza con una máquina eléctrica que cauteriza la piel y produce diseños tridimensionales. 
Mira su caso en el siguiente vídeo.



0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top