Un oso de gran apetito se sirvió una orden para llevar en un restaurante de comida alemana ubicado en esta localidad de Colorado. 
El gerente de Edelweiss dijo a The Denver Post que el oso pasó por cerca de área de depositar basura en la madrugada del miércoles y que, siguiendo su olfato, dio con un pesado contenedor que tenía las sobras de la noche anterior. 

Las cámaras de seguridad captaron al visitante inspeccionando el primer contenedor en dos patas y luego arrastrándolo hacia el estacionamiento como si no pesara nada. 

Al parecer le agradó el menú porque el oso regresó por más la próxima madrugada, cuando consiguió llevarse de igual forma un segundo contenedor. En este caso requirió más destreza para lograr pasar con su botín entre otros obstáculos. Pero, cual hábil conductor, miraba a cada lado para asegurarse de que el contenedor que estaba sacando en reversa y sobre sus dos patas traseras cupiera bien. 
Funcionarios de vida silvestre advirtieron que si el oso continúa con esta práctica, será identificado y relocalizado a las montañas. 

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top