Después de días de acción, hoy los sentimientos embargan a cinco familias afectadas por el deslizamiento de un mogote en Bayamón, que se proponen decir un adiós definitivo al lugar que por años fue su hogar. 
Se supone que hoy esas familias saquen las últimas pertenencias que le quedan en sus casas con la ayuda de empleados del Muncipio de Bayamón. 

Al menos tres camiones están ubicados frente a las residencias sacando objetos de valor emocional y económico. 
Constancia Rodríguez Lugo, la mujer cuyo apodo, Tati, ha recorrido las redes sociales en estos días, es una de las residentes que hoy al igual que su esposo Wilfredo Méndez, dejará atrás 34 años de historia. 

Su casa fue una de las más afectadas por el deslizamiento que comenzó el martes. 
"Yo voy a dejar la puerta abierta. ¿Para qué la voy a cerrar?", se preguntó la mujer tras reconocer que hoy al sacar sus pertenencias no regresará a su casa. 
Su esposo fue más contundente: "ahora es adiós para siempre". 
En el interior de la residencia los estragos del deslizamiento son más que evidentes. Toda la terraza fue destruida por enormes piedras que sepultaron la colección de aviones de Méndez y sus herramientas. La lavadora, la secadora y otros enseres quedaron a merced de las piedras.
La habitación del matrimonio quedó igualmente destruida. La ventana del cuarto tiene una amplia imagen de las rocas que quedaron en la falda del mogote. 
"Es empezar de nuevo", dijo el hombre retirado. 
El Municipio de Bayamón espera terminar hoy con las mudanzas para clausurar las viviendas. 

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top