Rochester, Minnesota: Cuando un dolor en el hombro empeora, puede ser una señal de congelamiento del hombro (capsulitis adhesiva). Con o sin tratamiento, la mayoría de casos de hombro congelado mejora por sí solo en el transcurso de 12 a 18 meses, dice la edición de agosto de Mayo Clinic Health Letter.

La articulación del hombro se compone de huesos, ligamentos y tendones. La articulación está rodeada por la cápsula del hombro, compuesta de tejido conectivo fuerte. El hombro congelado se produce cuando esa cápsula se engrosa y tensiona alrededor de la articulación del hombro. Los médicos desconocen la causa exacta de dicho cambio, que suele ocurrir lentamente.
Primero, el dolor del hombro se presenta con cualquier movimiento y generalmente es peor en la noche; pero el dolor va aumentando y puede ser considerable, con o sin movimiento. Como resultado del dolor, uno tiende a usar menos el brazo, restringiendo la amplitud de movimiento del hombro y presentando rigidez.
Luego viene la etapa del congelamiento. El dolor del hombro disminuye, sobre todo cuando no se lo utiliza; por ello, disminuye notablemente la amplitud de movimiento del hombro y este se vuelve más rígido. Realizar actividades como peinarse o ponerse el cinturón puede ser casi imposible de lograr.
Por último, el hombro se descongela y la amplitud de movimiento empieza a mejorar, aunque puede quedar un resto de dolor.
El hombro congelado termina por descongelarse sin ningún tratamiento, pero posiblemente no se recupere toda la amplitud de movimiento. No obstante, la mayoría de personas experimenta mejoría con algunos tratamientos relativamente simples.
El tratamiento normalmente incluye analgésicos de venta libre para reducir el dolor y la inflamación. En caso necesario, también se puede recurrir a antiinflamatorios más fuertes. Las inyecciones de corticosteroides administradas en la articulación del hombro durante la primera etapa pueden ser especialmente provechosas para aliviar el dolor y acelerar la recuperación.
El tratamiento también implica mover y estirar el hombro para evitar perder más su funcionalidad. Un fisioterapeuta puede enseñar ejercicios para mantener y recuperar la movilidad del hombro al máximo posible. Algunos pacientes se benefician de la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET), terapia que descarga pequeños impulsos eléctricos a través de unos electrodos colocados sobre los hombros.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top