El tratamiento de la osteoporosis tiene hasta el 70% de posibilidades para prevenir fracturas. Uno de los grupos de drogas más útiles se denomina los bifosfonatos, los cuales se depositan en el hueso y pueden ser liberados progresivamente.

Al principio éstos se tomaban una vez al día pero debido a los avances se pueden ingerir una vez por semana o al mes desde el 2008. Pese a que en Venezuela no estuvo disponible sino desde hace dos años el director de la Unidad Metabólica del Centro Policlínico Valencia y el Centro de Atención a la Menopausia en Valencia, Gregorio Riera, explicó que la intención es que los pacientes se adapten mejor y no cuestionen los efectos secundarios.
El cumplimiento de los medicamentos es un problema en todas las enfermedades crónicas e incluso en la osteoporosis. En ocasiones los bifosfonatos pueden producir dolores musculares e irritabilidad gástricas, que en su mayoría son tolerables. Por ello se han desarrollado técnicas farmacéuticas que permiten usar medicamentos de depósitos. “En medicina no se pueden lograr los efectos terapéuticos si las personas no consumen el medicamento”.
Uno de estos medicamentos es el risedronato que tiene la virtud de ser eficiente en cualquier tipo de fractura, como vertebrales, de huesos largos y de cadera. En esta redacción Riera explicó que para evaluar su efecto aplicaron el marcador óseo T1NP en la sangre de mujeres con osteoporosis, el cual se deriva de la proteína colágeno que está en el hueso. “Cuando en el organismo se produce la resorción ósea - destrucción del hueso- los productos de esta proteína se liberan y se miden”.
Este tipo de medicamentos se utilizan para prevenir esta destrucción. El proceso consiste en medir el producto antes y después de usar el medicamento para saber su eficiencia en el organismo. Gregorio Riera explicó que este marcador tiene la ventaja que es altamente específico en el tejido óseo y su variabilidad es muy poca. Características que le permitieron ser escogido por International Osteoporosis Foundation y la Federación Internacional de Bioquímica Clínica como uno de los productos ideales para evaluar el efecto de los medicamentos en la osteoporosis.
Por primera vez especialistas en el área miden el marcador T1NP con el risedronato en la dosis de 250 miligramos mensual. Destacó que con esta dosis se puede evaluar el efecto real sobre el remodelado, el cual logró disminuir el producto en más del 90% de las pacientes que se sometieron al estudio que ejecutó la Unidad Metabólica.
Con esta investigación el internista y nefrólogo Gregorio Riera considera que aportan a la literatura internacional el comportamiento de la dosis risedronato de 250 ml en mujeres con osteoporosis, en relación a la supresión de este marcador óseo como índice terapéutico.
Los resultados fueron presentados en el Congreso Europeo de Osteoporosis y Osteoartritis que se desarrolló en abril de este año. Instó a los grupos médicos a aplicar el marcador óseo T1NP para evaluar el efecto del medicamento, que se determina en tres meses.
Pese a que las personas desarrollan la osteoporosis con la edad, el organismo construye en la juventud un pico de masa ósea que se forma hasta los 30. Aunque se mantiene con el tiempo Riera explicó que al presentarse la menopausia comienza a perderse hasta 3% de este elemento por año, lo que conlleva al debilitamiento de los huesos.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top