El sueño de todo actor de Hollywood es llevarse un premio Oscar para la casa y poder lucirlo frente a sus invitados. Jennifer Lawrence sólo cumplió la mitad de ese sueño: ganó el galardón este año, pero se deshizo de él.


Lawrence, que se impuso como mejor actriz por su papel en "Silver Linings Playbook" en los premios de la Academia, explicó a "Access Hollywood" que el galardón lo tienen sus padres, ya que éste tenía "una energía negativa".

"Mis papás se lo llevaron a Kentucky, ya que me sentía rara teniéndolo, mostrándolo en mi casa", afirmó la actriz que en noviembre estrenará su nueva película "Los juegos del hambre: En llamas".

"Si alguien viene a mi casa, no quería que me recordaran por eso. Desprende una energía negativa", aseguró, y agregó que incluso había intentado conservar el premio en su hogar, por lo que buscó un lugar discreto para lucirlo.

"Lo puse en un pasillo que daba al baño, y cuando mi mamá lo vio me dijo: 'Me lo llevo. No puede estar acá'.  Así que ahora está arriba de un piano en Kentucky", confesó.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top