Playa, sol, piscina y diversión son algunas de la palabras que más disfrutas escuchar durante el verano. Sin embargo, hay otro par que debes añadir a tu vocabulario veraniego: prevención y protección de los daños que causa el sol no sólo de la piel, sino también del cabello.

“Al igual que pasa con la piel, cuando la persona se expone de manera exagerada al sol el cabello pierde la humedad natural, que es lo que le da la flexibilidad. Entonces si le sacas la humedad, el cabello queda tieso y ahí es que se abren las puntas y ahí hay que darle hidratación. Pero aunque se hidrate y el cabello pueda verse mejor, nunca queda igual y entonces hay que esperar a que crezca”, explicó el peluquero Esteban Montes.
El salitre del mar y el cloro de la piscina son dos factores adicionales que afectan negativamente el estado de tu cabello.
Ambos pueden causar decoloración en cabellos teñidos y más resequedad en cabellos vírgenes.
Antes de causar un daño irreparable en tu cabello, que sólo se resolverá dejándolo crecer y cortándolo, es mejor que lo prepares para que no sufra daños.
Antes de la exposición
“Lo más importante es la protección antes de ir a la playa. Yo recomiendo utilizar un velo de color o productos semipermanentes que forman una capa transparente; y también se utiliza con color para reforzar el color que ya tiene el cabello”, añadió Montes, propietario de Esteban Montes Alta Peluquería.
El experto comentó que su clientela se divide entre las mujeres que van a la playa a disfrutar del sol sin entrar al mar ni mojarse el cabello y las que van a gozar en el agua. Ambas deben proteger el cabello con productos que tengan un filtro solar entre 12 y 15 SPF, los más comunes en las líneas comerciales.
Estos productos vienen en dos fórmulas, una a base de aceite y otra en crema.
Los aceites son ideales si vas a entrar al mar o a la piscina, pues esas fórmulas repelen el agua y le dan mayor protección al cabello. Mientras que las cremas son una buena opción para las que van sólo a tomar el sol.
Aquellas mujeres a quienes les gusta nadar y sumergirse confrontan otros problemas, pues los químicos de la piscina y los minerales del mar pueden causar decoloración y otros cambios en el color del cabello.
Cuidados para después del sol
Un error que cometen muchas mujeres es que después de la playa llegan a su casa y se lavan el cabello con un champú corriente que no limpia profundamente la hebra del cabello.
Entonces los minerales y químicos que puedan quedar en el cabello permanecen hasta después de varias lavadas.
Ahí vienen los cambios en el color y el cabello reseco, según explicó Montes.
Para evitar esos problemas, Montes señaló que muchas compañías han desarrollado productos formulados para limpiar la hebra desde adentro y así eliminar minerales y químicos que dañan el cabello.
Para finalizar, no olvides aplicar una mascarilla y un acondicionador que humecte e hidrate y que sea el adecuado para tu tipo de cabello.
Además, puedes contribuir a un cabello más saludable.
Otro de los consejos es visitar a tu estilista entre cada cuatro a seis semanas para cortar las puntas del cabello.
Si sigues estas recomendaciones, cuando termine esta época de verano tendrás un cabello más hermoso que cuando comenzó o al menos tendrás la tranquilidad de haber minimizado los daños provocados por los rayos ultravioletas.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top