Los estudios de Pixar son una colorida mezcla entre una tienda de juguetes, una galería de arte y un centro informático que dejaría blanca de envidia a más de una empresa de alta tecnología. Esta meca de la animación, con sede en San Francisco y que el fallecido creador de Apple Steve Jobs compró a Lucasfilm hace más de 25 años, ha revolucionado el sector con hits como "Toy Story", "Monsters S.A.", "Buscando a Nemo" y "Up".
Dentro, todo está revuelto y a su vez, marcado por la nueva producción de los estudios: "Monsters University", que la próxima semana llegará a las pantallas españolas y gran parte de las latinoamericanas. Visitantes y empleados se mueven de un lado a otro entrando y saliendo por una puerta sobre la que se lee "Monsters University", como si de una universidad de élite se tratara.
Dos reproducciones de Mike y Sulley saludan a la entrada de esta gigantesca fábrica de la animación. Cruzándola se llega a un lounge con cómodos sofás, mesas de ping pong y futbolines. En los luminosos pasillos y oficinas todo está lleno de coloridos cuadros, dibujos y figuras de los personajes de Pixar, desde la princesa Merida o el sheriff Woody a Nemo.
En 1995, "Toy Story" marcó un hito al convertirse en la primera película de animación realizada totalmente por computadora. Con "Monsters S.A." Pixar volvió a elevar el listón en 2002: el peludo monstruo Sulley, de profesión asustador de niños, estaba cubierto por tres millones de pelos gracias a la depurada tecnología informática.
En aquel momento, 600 artistas e ingenieros trabajaron para lograrlo. Hoy en día, son el doble.
El equipo liderado por Kelsey Mann lleva años ocupándose de los personajes de "Monsters". En total, realizaron 227.000 dibujos, más que para cualquier otra película de Pixar, cuenta Mann. Si la original tenía 40 personajes, ahora hay más de 400 monstruos peludos, viscosos y coloridos. A una velocidad increíble, el experto dibuja en la pantalla del PC un boceto de Mike, con su característico único ojo y cara de dar miedo. "El espectador tiene que identificarse con nuestros personajes, aunque sea un pequeño monstruito verde", bromea.
Como diseñador de producción, Ricky Nierva es responsable del "look" de la película. Pixar tiene como norma acercarse todo lo posible a la realidad, así que Nierva se trajo desde Sudamérica un venenoso ciempiés como modelo para la decana Hardscrabble, directora de la Facultad de Miedo y Terror. "Era asqueroso", cuenta el experto.
"Los biólogos nos advirtieron del riesgo de sus dolorosas picaduras." Pero tenían la ventaja de poder examinar cada movimiento del ciempiés.
Y es que tras la divertida fachada de Pixar hay un trabajo "monstruoso". Cientos de trabajadores emplean más de cuatro años para llevar a cabo la película. Escenas de apenas unos segundos necesitan semanas para su preparación. "Es necesaria mucha paciencia y capacidad de aguante", apunta Michael Honsel, director técnico de personajes. "Aquí todo parece muy divertido, pero es muchísimo trabajo", dice este técnico que lleva ya tiempo inmerso en la próxima aventura de Pixar, "The Good Dinosaur", prevista para 2014.
DPA

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top