Michele Kobke estaba obsesionada con lucir una cintura extremadamente pequeña, así que decidió modificar su cuerpo sin acudir a la cirugía estética. Por eso durante 3 años, tanto de día como de noche vistió un apretado corsé que apenas le dejaba respirar. Durante todo ese tiempo ha conseguido su finalidad, alcanzando a tener una cintura de 40 centímetros.

Esta joven alemana de 24 años, ha modificado su cuerpo con una de las ropas más famosas entre las damas en siglos anteriores, el corsé. Esta prenda fue odiada por muchas mujeres durante años e incluso causó la muerte a más de una por intentar lucir una cintura más estrecha.
Al Michele no le ha importado conocer los inconvenientes de vestir el corsé, entre ellos problemas en la espalda, lo que más le interesaba era tener una de las cinturas más pequeñas del mundo. Finalmente lo ha conseguido pero ello le ha costado tener que vestir esta prenda durante tres años, día y noche, sin quitárselo apenas para ducharse.
Como la propia Michele señalaba en las páginas del diario The Sun; “ para algunas personas mi forma les resulta realmente atractiva”

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top