El secretario de Medio Ambiente del Gobierno Federal, Juan José Guerra Abud, ha señalado este viernes que la actividad del volcán Popocatépetl, que desde hace un par de semanas tiene pendiente a México por las frecuentes exhalaciones y a la actividad sísmica registrada, “parece que empieza a estabilizarse”, aunque ha añadido que “los volcanes no tienen palabra de honor”. Guerra Abud ha realizado estas declaraciones en el marco de una visita al parque natural Izta-Popo, un área protegida de 40.000 hectáreas que rodea a los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, situados unos 70 kilómetros al sureste de la capital mexicana, entre los estados de Puebla, Morelos y México.

El secretario ha señalado que Medio Ambiente quiere apoyar a las autoridades de Gobernación, que son las que están dirigiendo el operativo de la alerta volcánica, para en caso de incrementarse más la actividad, poder apoyar y tener una respuesta rápida que proteja la vida de los vecinos y el patrimonio natural. “El secretario de Gobernación ha estado en contacto permanente con las áreas de Semarnat para que le proporcionemos la información y apoyemos el plan”.
Por su parte, el director del Centro Nacional para la Prevención de Desastres, Enrique Guevara, ha explicado que el organismo mantiene un sistema de vigilancia y monitoreo las 24 horas del día para hacer un diagnóstico de las condiciones del volcán. “Esta vigilancia permite saber si es necesario o no llevar a cabo acciones de evacuación. En todos los estados se están aplicando los protocolos pertinentes, hay coordinación entre los distintos Gobiernos y no es el primer año que el Popocatépetl presenta actividad”. En este sentido Guevara ha recordado que desde 1994 ha habido seis episodio de alerta amarilla fase 3.
Luis Fueyo, Comisionado de Áreas Naturales Protegidas, ha recordado que el Izta-Popo, uno de los 176 parques protegidos de toda la República, juega un papel importante en el abastecimiento de agua para los valles de Puebla y México y ha indicado que la ceniza no está afectando a este recurso. “Hasta el momento la actividad del Popocatépetl dentro del polígono del parque no ha significado ninguna perturbación a los elementos naturales que custodiamos, ni de flora ni de fauna”. Fueyo ha añadido que con Protección Civil, las autoridades advierten a los visitantes del nivel de alerta y de las medidas de protección adecuadas. “Nuestro personal está orientando para que la gente no se acerquen demasiado ni permanezca varias horas en esa zona”. Así mismo, las autoridades han admitido que si bien el perímetro de seguridad en torno al volcán tiene un radio de 12 kilómetros, el mayor establecido nunca con el objetivo de evitar que la población corra riesgos, reconocen que es imposible vigilar todo el círculo alrededor del volcán para evitar que la gente se acerque.
Rafael Pacchiano, subsecretario de gestión y protección ambiental de Medio Ambiente ha añadido que además de las medidas del Cenapred, la Secretaría está fortaleciendo el monitoreo para medir el nivel de emisiones. “Para eso contamos con siete estaciones de monitoreo fijas, en Tlaxcala y Estado México y cinco móviles: dos en Puebla, dos en Hidalgo y una en el Estado de México”. Un equipo de la Secretaría de Salud está decidiendo cuál es el nivel máximo de emisiones a partir del cual habría que emitir una alerta y recomendaciones.
Los responsables de los diferentes organismos han señalado que en ningún caso la actividad del volcán ha influido en las precontingencias ambientales declaradas en la Ciudad de México, ya que estas han sido establecidas en función del nivel de ozono y no por partículas suspendidas.

0 التعليقات Blogger 0 Facebook

Publicar un comentario

 
AFICIONADO © 2013. All Rights Reserved. Powered by Blogger
Top